Home > Acerca > Historia Ford Chile > Inicios

Inicios

Historia Ford Chile

Inicios

Inicios

Ford Motor Company Chile comenzó sus operaciones en el país el 7 de septiembre de 1924, siendo su gerente general George Matray. Sus oficinas estaban ubicadas en las cercanías de la principal estación de ferrocarriles de Santiago.

En esa época, Ford comenzó a ensamblar el modelo T en el único color que existía: negro. Los juegos de CKD (Completely Knocked Down) llegaban directamente desde el puerto de Valparaíso, a través del ferrocarril, hasta la planta de ensamblado. Sólo cuatro años después, en 1928, Ford comienza también el ensamblado de su modelo A, que era comercializado por 23 concesionarios ubicados estratégicamente a lo largo del país.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Ford debió descontinuar sus envíos a Chile. La filial chilena y sus concesionarios pudieron salir airosos gracias a la demanda por servicio y repuestos generada por el aumento de la cantidad de personas que utilizaban el automóvil para despalazarse.

En 1948, Ford unificó la operación de ensamblado de los V8 coupé, realizándola en la misma planta. En los siguientes años, estos vehículos resultaron ser extremadamente exitosos al ganar la mayoría de las carreras de autos locales.

Ford Motor Company Chile comenzó sus operaciones en el país el 7 de septiembre de 1924, siendo su gerente general George Matray. Sus oficinas estaban ubicadas en las cercanías de la principal estación de ferrocarriles de Santiago.

En esa época, Ford comenzó a ensamblar el modelo T en el único color que existía: negro. Los juegos de CKD (Completely Knocked Down) llegaban directamente desde el puerto de Valparaíso, a través del ferrocarril, hasta la planta de ensamblado. Sólo cuatro años después, en 1928, Ford comienza también el ensamblado de su modelo A, que era comercializado por 23 concesionarios ubicados estratégicamente a lo largo del país.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Ford debió descontinuar sus envíos a Chile. La filial chilena y sus concesionarios pudieron salir airosos gracias a la demanda por servicio y repuestos generada por el aumento de la cantidad de personas que utilizaban el automóvil para despalazarse.

En 1948, Ford unificó la operación de ensamblado de los V8 coupé, realizándola en la misma planta. En los siguientes años, estos vehículos resultaron ser extremadamente exitosos al ganar la mayoría de las carreras de autos locales.